METALES – Aleaciones de cobre

Las aleaciones de cobre son aquellas aleaciones que contiene al menos un 50 % de cobre. Se pueden dividir en cuatro categorías:

(a) aleaciones de cobre-zinc (latón);
(b) aleaciones de cobre-zinc-níquel (alpaca);
(c) aleaciones de cobre y lata (bronce);
(d) otras aleaciones de cobre (aleaciones de cobre).

Aleaciones de cobre-zinc (latón)

El latón se divide en dos subcategorías: latón doble y latón especial.

Latón doble
Dependiendo de sus características, se pueden agrupar en dos grupos:

– latón α, muy maleable, por lo que se puede doblar y moldear, etc.;
– latón β, que se puede trabajar cuando está muy caliente, por lo que es apto para la extrusión y la forja.

Al añadir zinc cambian las propiedades del cobre, ya que este material afecta a su fuerza mecánica, maleabilidad, conductividad eléctrica y térmica, etc. Cambia incluso el color según el porcentaje de zinc añadido. Por un lado está la tumbaga (95 % Cu, 5 % Zn), que imita al oro (15-20 % Zn).

Se utiliza principalmente en el sector electrónico (contactos, interruptores, etc.), de mobiliario (lámparas, bisagras, elementos decorativos, etc.), mecánico (tornillos, pernos, engranajes, etc.), de transporte (radiadores), armamentístico (fundas y piezas de armas de fuego) y joyería.

Latón especial

Es el latón que tiene otros elementos presentes en menor proporción que el zinc, lo que modifica las características del latón doble y posibilita su uso en otras aplicaciones.

La palabra hace referencia a los usos especiales de este tipo de latón, siendo el más común el latón al plomo (que en realidad es un latón común empleado en el mecanizado automático); el latón al aluminio, resistente al agua salada y dulce, por lo que se utiliza en bombas y capacitores; el latón al manganeso, empleado para hélices navales; el latón almirantazgo (Cu, Zn, Sn), el níquel-latón y el latón al silicio.

Aleaciones de cobre-zinc-níquel (alpaca)

Son aleaciones de cobre terciarias que contienen más de un 10 % de zinc y entre un 12 y un18 %, incluso hasta un 25 %, de níquel.

Esta aleación es muy maleable, por lo que se puede doblar en frío. Este tipo de aleaciones se suele emplear en cuberterías y objetos domésticos, normalmente tras un baño de plata, y para piezas mecánicas resistentes al agua de mar. Además de las alpacas normales, hay algunas aleaciones de bronce complejas con Fe, Mn, Sn, Pb y Al que se pueden utilizar para trabajar el vidrio.

Aleaciones de cobre y lata (bronce)

El bronce es más resistente al desgaste que el latón, y más fácil de fundir. El bronce laminado o extruido se utiliza principalmente en el sector electrónico, de piezas de barco, muelles y monedas. Las fundiciones de bronce se utilizan en piezas mecánicas, cojinetes, válvulas, campanas, estatuas y otras aplicaciones artísticas.

Otras aleaciones de cobre (aleaciones de cobre)

Son aleaciones de cobre que contienen un elemento que aporta propiedades especiales al material. La más conocida y empleada es la aleación de aluminio y bronce, con una gran resistencia mecánica y a la corrosión.

Otras aleaciones especiales son:

Cobre al berilio: tiene una elevada conductividad eléctrica, por lo que es especialmente adecuada para la fabricación de muelles, membranas, piezas de relojes, electrodos y herramientas resistentes al fuego.

Cuproníquel: apto para varios usos, como tubos de condensadores, monedas, herramientas y cables resistentes; cuando se usa en resistores eléctricos, la aleación se denomina constantan (55 % Cu – 45 % Ni).